La olla de la bruja

Todo el mundo pagaba miles de monedas para conseguir una taza del caldo de la bruja. Pensaban que comiendo su guiso conseguirían la felicidad eterna.

Desconocían que los ingredientes del guiso eran almas en pena sazonadas con sueños rotos y su efecto era desesperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s