Madre sangrienta.

Mientras aprieto tu cuello y la vida se te escapa  una  olla hierve para preparar la unión eterna que nos llevara al éxtasis. Tu carne y tus huesos serán la comunión de lo santos inocentes que lleve en mi vientre, hoy y por siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s