Mal vivir

La belleza del cuerpo era una de las cosas que más le importaban. Se sentía  frustrada porque no conseguía  la perfección que tanto necesitaba para calmar su espíritu.

Por eso tenía miedo. Porque la belleza física, en su mente, era algo trascedente . Era bondad y sino la tenía creía que le llevaba a ser mala persona.

No creía en la belleza interna por eso torturaba su cuerpo con tratamientos y operaciones.

Ninguna persona logró hacerle entender que la trascendencia era otra cosa.

Y mientras torturaba su cuerpo perdió la dulzura que le llevaba al buen vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s