El médico de la destrucción

El guardián de la puerta dejo pasar al médico porque su poder era necesario.

Aunque el médico consideraba que usar su poder para la muerte era sacrilegio, no podía desobedecer.

El Dios sordo había amaezados a todo y todos los que amaba.

Mientras caminaba pensaba que en otro tiempos el uso de su poder era una bendición para la humanidad porque la libro del mal. Pero ahora solo servia para destruir la belleza más profunda que  se había convertido en algo macabro para el Dios sordo.

Cuando  vio al humano que tenía que aniquilar y  vio su belleza digna, el medico se quedo hipnotizado. Pero el sopor  duro poco.

El Dios sordo le recordó lo que iba a perder si desobedecía.

Volvió en sí y desató el poder arcano, entre lágrimas, contra la persona que tenía delante, convirtiendo en polvo la belleza digna que podía liberar al mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s