La bendita

La bendita había dado la orden a sus cazadores para que le matasen. Había realizado una gran traición que ponía en riesgo a las personas que luchaban por destronar al Dios sordo. Sabía, con certeza, que su final estaba cerca pero aun así lucharía por la verdad divina que le había dado tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s