La bicicleta

La bicicleta había vivido muchas cosas con su niño pero ahora la había sustituido por un modelo asiático de colores brillantes. Sentía que el niño había traicionado su amistad  pero poco podía hacer.

En su rutina diaria deseo que su niño, quizás cuando fuera adulto, se acordara  de los buenos momentos que habían pasado juntos y  fuera a buscarla.

Pero lo que no sabia la bicicleta es que cuando llegara ese día. seria demasiado tarde. Ella habría muerto en un desguace de una manera lenta y dolorosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s