El internado

Los autobuses llegaban  con jóvenes de toda la región al internado con mucha ilusión y alegría pensando que su futuro estaba asegurado gracias a la buena educación que recibirían.

Pero el colegio más famoso de la comarca escondía un secreto infame. La escuela estaba  dominado por nigromantes que convertirían a los jóvenes aberraciones sin alma preparados para la batalla del bien contra el mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s